Hallan en Abanto la primera fosa de la II Guerra Carlista con restos de combatientes

2020/02/10

LA PAREJA QUE ADQUIRIÓ LA CASA ESTABA ADECENTÁNDOLA CUANDO SE ENCONTRÓ CON BOTONES, INSIGNIAS Y HUESOS

La primera fosa de la II Guerra Carlista encontrada en la Comunidad Autónoma Vasca fue descubierta el sábado en una casa de Abanto y Zierbena con restos de seis o siete personas que lucharon en el batallón XIV. Miembros de  la sociedad Aranzadi certificaron este hallazgo en el que continúan trabajando estos días.

El pasado viernes, una pareja de vecinos del municipio de Abanto Zierbena acudieron al Ayuntamiento sorprendidos porque en el terreno de la vivienda antigua que adquirieron y que se encuentran acondicionando, habían aparecido algunos restos entre los que se encontraban botones, insignias y algunos huesos. En un primer momento, cuando aparecieron los huesos pensaron que podría tratarse de animales, pero al desenterrar botones e insignias acudieron al Ayuntamiento para comunicar el hallazgo y recibir la ayuda necesaria para esclarecer lo ocurrido. La propia alcaldesa de Abanto y Zierbena, Maite Etxebarria, contactó con la Ertzainetxea en Muskiz y se activó el protocolo para esclarecer el hallazgo.

Además de la Ertzaintza acudió a la casa un forense que pudo certificar que se trataba de restos humanos. En ese momento, según explica la alcaldesa de Abanto y Zierbena, se pusieron en contacto con el Instituto Gogora para que analizara los restos encontrados a fin de identificar su procedencia.

El sábado, un equipo de trabajo del Instituto Gogora, además de miembros del Instituto Aranzadi, capitaneados por el antropólogo forense Paco Etxebarria, iniciaron una intensa jornada de trabajo para conocer con más exactitud los datos de este hallazgo. Así, según expuso ayer Maite Etxebarria, pudieron confirmar que se trata de una fosa de la II Guerra Carlista. “Es un hecho histórico porque hasta ahora no se ha encontrado ninguna fosa de esta guerra en la CAV”.

Alrededor de 20 personas estuvieron trabajando minuciosamente durante todo el día para analizar cada uno de los restos encontrados a fin de confirmar el hallazgo. Ayer, Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, junto a Paco Etxebarria, confirmaron que se trata de restos de entre seis y siete personas, que podrían tener alrededor de 20 años en el momento en el que fueron enterrados en la fosa.

La aparición de botones e insignias permitieron a su vez determinar que pertenecían al batallón XIV y que lucharon de parte de los liberales. El hallazgo, entre el que se encuentran también monedas, es de indudable valor histórico por tratarse de la primera fosa de la II Guerra Carlista que se encuentra en Euskadi, lo que tendrá muy en cuenta el propio Ayuntamiento. “Trabajaremos conjuntamente tanto con Aranzadi como con Gogora y veremos qué acciones vamos a desarrollar en un futuro para poner en valor este descubrimiento”, apunta la alcaldesa de Abanto y Zierbena. Los trabajos continuarán en los próximos días con el propósito de identificar la identidad de los personas, aunque este dato será muy difícil de esclarecer dado el tiempo transcurrido. También se quiere contactar con el propietario al que compraron la casa los vecinos de Abanto y que se encuentra viviendo actualmente en Madrid para despejar qué usos tuvo anteriormente esta morada, ya que pudo haber sido un hospital o incluso la casa de un general, según sospechan. Posteriormente, los propietarios actuales de la casa podrán reanudar los trabajos de reforma.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net