Nautilus

Centro de Interpretación Geológica de Mutriku

Desde el punto de vista geológico, la localidad de Mutriku se encuentra enclavada en un marco natural de singular belleza y trascendencia en el contexto geológico de la costa vasca, constituyendo un lugar adecuado para la existencia de un centro museístico de gran interés.

En el propio casco urbano de Mutriku afloran las rocas más antiguas de la costa vasca. Rocas con una antigüedad que nos trasladan hasta el período Triásico, hace 200 millones de años.

En la misma localidad encontramos un museo: Nautilus, donde podemos conocer la Historia Geológica de la localidad y su comarca, descubriendo algunas de las rocas mas interesantes de la costa vasca.

Un centro donde conoceremos una importante colección paleontológica, única y autóctona: la Colección Narvaez, integrada, fundamentalmente, por un gran número de ejemplares de Ammonites y otros restos fósiles, recuperados de los acantilados costeros de la localidad y sus alrededores.

Con la ayuda de estos valiosos elementos patrimoniales, podemos reconstruir una larga Historia Geológica que abarca los últimos 200 millones de años, interpretada con la ayuda de una magnífica colección de fósiles cretácicos.

Diferentes testimonios de esa Historia Geológica aparecen conservados en las rocas y estratos de Mutriku y sus alrededores, desde Deba a Saturraran.

Con la ayuda de paneles informativos y reconstrucciones paleogeográficas conoceremos la evolución geológica de esta parte de la costa Vasca, que recientemente ha pasado a formar parte del primer GEOPARQUE creado en la geografía vasca: El GEOPARQUE DE LA COSTA VASCA. Avalado por la UNESCO.

El visitante del Museo y Centro de Interpretación Nautilus, quedará sorprendido al descubrir que Mutriku, parte de la costa vasca y las montañas y formaciones que encontramos hacia el interior (Macizo de Arno, Valle de Lastur, Olatz,…) se originaron, hace más de 100 millones de años…, bajo el mar y a una gran profundidad.

Los visitantes descubrirán que la actual costa cantábrica, se encontraba situada en un cálido mar tropical en el que se desarrollaban potentes arrecifes coralinos, entre dos masas continentales: la Placa o Continente Ibérico, situada hacia el sur y la Placa Euroasiática, localizada frente a Mutriku y la costa actual.

Con la ayuda de paneles informativos, conoceremos que aquellas placas tectónicas continentales comenzaron a moverse, separándose y alejándose y provocando que el mar se fuera haciendo más profundo y extenso.

Conoceremos las razones que llevaron al Cantábrico a formar un ángulo de noventa grados entre las costas que lo limitaban. Dando lugar a lo que en geología se denomina “apertura del Cantábrico”. Es en este momento, durante el período Cretácico (hace unos 110 millones de años), cuando vivieron los espectaculares ammonites rescatados por Jesus Maria Narvaez y su esposa Esperanza Azkarraga, desde los acantilados de Mutriku, a lo largo de 25 años de trabajo. Salvándoles de la erosión marina y de su definitiva desaparición.

Hace unos 40 millones de años (período Eoceno), los continentes, Ibérico y Euroasiático se acercaron hasta chocar entre sí y soldarse el uno con el otro.

El visitante del Centro podrá sentir el enorme poder de dicho choque tectónico y la forma en que sedimentos marinos fueron plegados, deformados y levantados hasta conformar la actual superficie continental que hoy en día conocemos.

Desde el momento en que los fondos marinos se levantaron, hace 40 millones de años, a consecuencia de la Orogenia Alpina, han pasado millones de años. Comprobando con nuestros ojos, cómo la erosión ha modelado el relieve continental. Y cómo el mar sigue reclamando lo que una vez fue suyo, haciendo retroceder los acantilados costeros, esculpiendo el paisaje y relieves que conocemos. Creando calas, ensenadas y puertos naturales como Mutriku.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net