Aranzadi continúa anillando aves en la isla de Izaro dentro de un proyecto de investigación sobre la migración de aves

30/07/2020

La campaña se presentó hace 3 años y se mantiene un año más a pesar de la crisis sanitaria

El Departamento de Ornitología de la Sociedad de ciencias Aranzadi y Urdaibai Bird Center presentaron en 2018 un proyecto pionero en la costa cantábrica, gracias a la Diputación Foral de Bizkaia, el Gobierno Vasco, el ayuntamiento de Bermeo y la empresa MAIER.

El proyecto se realizará este año teniendo en cuenta los protocolos sanitarios de la COVID 19.

Este proyecto de anillamiento de esfuerzo constante tiene como objetivo recabar datos para la investigación de las migraciones de aves.

El antecedente de este proyecto en el Mediterráneo se realiza en las islas de Piccole Isole, en Italia.

Entre el 2 de agosto y el 4 de septiembre 20 personas vivirán en la isla recabando información sobre las aves que descansan en ella durante sus largos viajes. Este trabajo se realizará en grupos de 4 personas.

Migraciones de aves en el cantábrico

El papel de las islas como puntos de parada para las aves migratorias ha sido estudiado intensamente en el Mediterráneo, a través de iniciativas como el proyecto Piccole Isole. Las investigaciones llevadas a cabo en este proyecto han reportado datos muy interesantes que han contribuido de manera significativa a mejorar nuestro conocimiento sobre la migración de las aves.

La isla de Izaro es un pequeño islote situado frente a la desembocadura del río Oka, en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en Bermeo. Es por ello el primer punto de tierra firme para un ave migrante que, procedente del Cantábrico, entra en la Península por esta zona. En este contexto geográfico, Izaro resulta un lugar estratégico y muy interesante para estudiar la migración de aves a través del Cantábrico.

Proyecto de anillamiento de aves en Izaro (Bermeo)

El objetivo de este proyecto es profundizar en nuestro conocimiento sobre la migración de pequeñas aves a través del mar Cantábrico. Específicamente, se plantea una campaña de anillamiento en la isla de Izaro con el fin de saber en qué condiciones viajan estas aves y  la razón exacta de sus paradas en la isla.

La campaña durará entre el día 2 de agosto y el día 6 de septiembre. 4 personas vivirán en la isla y como mínimo uno de ellos será anillador experto. Allí pasarán día y noche anillando aves y haciendo turnos. Estas personas, en su mayoría amantes de la ornitología, el anillamiento científico y la biología vienen de diferentes partes del estado a trabajar en la isla: Extremadura, Menorca, Madrid, Andalucía, Castilla y León y Euskadi. El anillador responsable será el encargado del turno y de llevar a cabo el proyecto durante su estancia en la isla. Todas las personas que toman parte en el proyecto son voluntarias.

Especies de aves y metodología

La campaña de anillamiento está centrada en especies transaharianas, es decir, aves que crían en Europa y pasan el invierno en África tropical. Se prevé llevar a cabo el muestreo desde el 2 de agosto al 6 de septiembre.

El protocolo de anillamiento consistirá en el típico de estaciones de esfuerzo constante. Se establecerá una batería de redes de niebla de 16 mm de luz, para capturar las aves que caen en ellas.  Las redes permanecerán abiertas desde el amanecer hasta el atardecer. Durante el periodo de apertura se revisarán cada hora, con más frecuencia en caso de viento leve/moderado o calor. En caso de lluvia y viento fuerte las redes permanecerán cerradas para evitar mortalidad en las aves capturadas.

Una vez capturadas, las aves serán almacenadas en colectores preparados a tal efecto e inmediatamente después serán anilladas y medidas su longitud alar, tarso, grasa y peso. Se determinará además la edad y el sexo mediante el examen del plumaje.

Logística y gestión de equipos

En cuanto a acceso, la isla carece de embarcadero y el acceso más seguro a la misma es mediante las embarcaciones de la base de Cruz Roja en Bermeo. El acceso, además, está fuertemente condicionado por el estado del mar.

En la isla, se establecerá un equipo de 4 personas, que estará compuesto por un anillador responsable y 3 asistentes. Se establecerán turnos de revisión de redes y, en general, un protocolo de actuación orientado a reducir al máximo el tiempo de permanencia de las aves en las redes y el tiempo de manipulación de las mismas.

Durante la estancia en la isla las personas integrantes del equipo se alojarán en una tienda de campaña. También tendrán la responsabilidad de sacar de Izaro la basura generada durante la estancia en la isla.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net