¿Por qué son tan importantes las plantas del género Petrocoptis?

27/11/2020

Una de las piedras angulares del proyecto es encontrar el parentesco entre las diferentes poblaciones de Petrocotpis y representarlo en un árbol para entender su evolución. A esto se le llama resolver la filogenia en genética y para que sea de calidad se necesita tener una buena representación de las poblaciones en estudio.

En el mapa se representan las localidades de cada una de las 11 especies que se van a estudiar en el proyecto y que han sido visitadas durante este verano de 2020.

Este hito en nuestro trabajo nos brinda la oportunidad de presentar el interés de este grupo de plantas que concentran máximo interés para la biología.

¿Qué son estas plantas?

Hay plantas que tienen un área de distribución muy reducida, concepto al que se le denomina endimicidad. El género Petrocoptis es endémico del norte peninsular, es decir exclusivo de la región indicada en el mapa, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

La palabra Petrocoptis, acuñada a mediados del siglo XIX por Braun y Endlicher tiene una etimología curiosa porque se interpreta como un calco griego de la palabra latina Saxifraga (otro género de plantas descrito previamente) cuyo significado en ambos casos podríamos traducir como “machaca piedras” [pétros (πέτρος) “roca” y cóptoo (κόπτω)  "machacar"].

En definitiva Braun y Endlicher apostaron por este nombre haciendo referencia a que este grupo de especies crece exclusivamente en roquedos y extraplomos calizos. Parece claro que lo restringido de su hábitat tiene relación con la reducida distribución del género, que se la Flora Ibérica divide en 11 especies y subespecies.

Interés biológico

Muchas especies de Petrocoptis están incluidas en listas prioritarias de conservación tanto por su especificidad al hábitat rocoso como por su singularidad y distribución limitada.

Las especies y poblaciones de Petrocoptis están geográficamente cercanas pero aparentemente aisladas desde hace mucho, lo que en biogeografía se denomina modelo de islas. Debido precisamente a este patrón distribución el género Petrocoptis con sus especies se presenta como un caso de estudio perfecto para entender los procesos evolutivos en general y de especiación en concreto.

En este sentido, los acantilados calcáreos son uno de los ambientes más extremos para el desarrollo de la vida en nuestra geografía y las Petrocoptis son del las pocas plantas que se han especializado a ellos y de hecho se limita a crecer en los mismos. Conocer a fondo las adaptaciones y mecanismos que han permitido este éxito, o trampa evolutiva, son fundamentales para entender la vida vegetal sobre las rocas.

Aplicación científica

Desde un punto de vista aplicado el estudio de este género tiene relevancia en diferentes campos. La gestión y conservación de los roquedos necesita de intensos trabajos científicos aun, para poder gestionar la intensa y creciente presión de escalada, así como las obras civiles en congostos y hoces o las canteras y su restauración.

Además, parece que la persistencia de estas especies depende de condiciones concretas de temperatura y humedad lo cual las convierte en excelentes caso de estudio para entender cómo afrontan las plantas los cambios climáticos. Tanto para la conservación, su uso en restauración y estudiar todos los procesos evolutivos y biológicos mencionados, resultan imprescindibles las colecciones de germoplasma y el desarrollo de protocolos de germinación emprendidos en PRIOCONEX.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net