Nuevos hallazgos de escarabajos saproxílicos en bosques de Euskadi

Entomología / Especies amenazadas de insectos y Aracnología

Jueves, 9 de Noviembre, 2023 — CEST

— Texto: Aranzadi

Lectura: 3 minutos

El departamento de entomología de la Sociedad de Ciencias Aranzadi ha detectado 18 especies de escarabajos saproxílicos, en 4 zonas de las 19 en las que Euskadi protege su biodiversidad forestal. Entre la fauna de los bosques, los escarabajos saproxílicos se encuentran entre los más amenazados. De todos los encontrados 3 especies son protegidas: Rosalia alpina, Lucanus cervus y Cerambyx cerdo. La falta de registros de O. eremita, la cuarta especie protegida de nuestro territorio refleja la casi nula presencia de árboles con cavidades con copiosos volúmenes de mantillo, esenciales para su superviviencia.

En total se ha trabajado en 4 zonas de 7 municipios de Gipuzkoa y Araba. Un espacio de ellos se mantenía inexplorado hasta la fecha y otros tres que sí que habían sido prospectados anteriormente, pero que presentaban algunas carencias de conocimiento en cuanto a enclaves de interés sin muestrear o precisión de los datos disponibles.

En Euskadi, están declarados 19 espacios RN2000 en los que la protección de la biodiversidad forestal es uno de los objetivos principales. Los escarabajos saproxílicos están asociados a árboles viejos y maduros o muertos, y cumplen funciones de vital importancia. En su fase adulta, muchas especies visitan las flores de los caminos, prados y bosques, actuando como polinizadores. Por su parte, las larvas se encargan de procesar y reciclar la madera muerta del bosque, de forma que sus nutrientes se liberan y vuelven a estar disponibles para alimentar otros seres vivos. Esta dependencia del arbolado maduro y la madera muerta, elementos escasos en los bosques de todo el mundo los hace muy vulnerables, y varias de sus especies se encuentran protegidas.

Conocer la distribución de estas especies es imprescindible para gestionar su conservación. Sin embargo, los coleópteros saproxílicos (escarabajos asociados a madera muerta) han sido nada o muy poco prospectados en algunos de estos espacios conocidos como RN2000.

Los bosques serían la vegetación de mayor superficie en Euskadi, pero actualmente, se encuentran fragmentados y desestructurados por la actividad humana. Por ello, su conservación adquiere especial relevancia tanto a nivel regional como europeo, con medidas y normativas como la Directiva Hábitats, que establece la obligación de proteger y conservar la biodiversidad de Europa.

La información generada en este trabajo actualiza el conocimiento que se tiene sobre la distribución geográfica de las especies registradas, y podrá ser consultada en el Registro de Observaciones del Sistema de Información de la Naturaleza de Euskadi (SINE). Este proyecto se ha realizado gracias al apoyo y financiación del Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Errenteria.