Basagain. Un poblado en el límite entre dos Eras

03/12/2020

Tras el descubrimiento del poblado fortificado, en 1994 se inició un proyecto de investigación con el fin de profundizar en el conocimiento de los últimos siglos de la Era precedente, en la fase denominada Segunda Edad del Hierro.

Las labores de campo ininterrumpidas llevadas a cabo a lo largo de 25 años están permitiendo completar, de forma destacada, los datos de los que ya se disponía tras las intervenciones en otros asentamientos de la misma tipología, como Intxur y Buruntza, y que posteriormente se han ido reforzando con otros como Santiagomendi o Munoaundi.

En este libro se ha contado con la ayuda y participación de: Gordailua, el ayuntamiento de Anoeta, el departamento de Cultura del Gobierno Vasco y el departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

La presente publicación recoge de una forma muy divulgativa y sencilla algunas de esas aportaciones, reforzadas por un amplio repertorio fotográfico de decenas de imágenes.

Como síntesis, en esta presentación se recoge algunas de las informaciones más significativas:

Por lo que se refiere a la tipología del enclave, se trata de un asentamiento fortificado de altura característico en estos momentos del primer milenio antes de nuestra Era (Edad del Hierro), dotado de una amplia visibilidad desde todos sus espacios, dominando un gran tramo del cauce del río Oria, uno de los ejes vertebradores de la actual Gipuzkoa y sin duda del territorio de los Várdulos en su momento.

De los datos disponibles hasta la fecha se desprende una clara ordenación espacial del recinto intramuros, asentándose las estructuras de habitación y otros servicios en la amplia terraza que discurre por los lados este y sur del poblado.

Las actividades constatadas durante las labores de excavación están relacionadas con la agricultura en la que destaca la producción de mijo, y en menor medida otros cereales como el trigo vestido o la espelta. La ganadería, otra de las bases de alimentación de los pobladores del lugar está representada por las tres especies más comunes en este período: oveja/cabra, vaca y cerdo. La recolección de especies vegetales también está presente en forma de restos de bellotas y en menor cantidad, de avellanas.

La actividad metalúrgica de bronce y principalmente de hierro es uno de los elementos más destacados de Basagain. La proximidad de minas de hierro existentes en ladera del mismo monte y la presencia de abundantes piezas elaboradas en hierro y las escorias procedentes del proceso de fabricación hacen pensar que fuese precisamente la abundancia de este mineral uno de los motivos principales del asentamiento.

La gran producción cerámica, a mano y a torno, es otra de las actividades así mismo fundamentales en el lugar, y muy probablemente también, en mucha menor medida, la fabricación de vidrio. Así mismo es muy significativa la existencia de comercio, y sobre todo el producido a larga distancia con materiales selectos. El hallazgo del fragmento de brazalete de vidrio característico de zonas centroeuropeas a finales de la Era anterior, es un claro documento de este comercio.

El tema de las estelas merecería un capítulo aparte dada su relevancia numérica y de tipos de grabados, además de las pequeñas lajas, así mismo decoradas.

La cronología de este poblado se centra dentro de la segunda mitad del último milenio de la Era anterior y tal vez en los primeros siglos de la Era actual.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net