La creación de una red de microhumedales en Rioja Alavesa cumple su primera fase

04/04/2019

Este Proyecto cuenta con el apoyo económico del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Araba, el Ayuntamiento de Navaridas, el Ayuntamiento de Samaniego y la Antigua Hermandad de los montes de Laguardia.

 

Dejando a un lado los grandes núcleos urbanos, una de las zonas más modificadas del País Vasco ha sido Rioja Alavesa, cuyo paisaje ha sufrido una enorme transformación, con un predominio claro de los viñedos y en menor medida cultivos de cereal. Este cambio del paisaje no siempre tiene porque ser perjudicial, si se realiza atendiendo a pautas marcadas para la conservación de la biodiversidad, pero por desgracia la simplificación del paisaje presente en Rioja Alavesa se ha traducido en una pérdida paulatina de elementos, de pequeño tamaño pero de enorme valía (encharcamientos, linderos, setos, muros de piedra entre otros).

Uno de los medios más damnificados han sido los pequeños humedales, cuya extensión y cantidad se ha devaluado sobremanera, con la desecación de muchos de ellos. En la actualidad en Rioja Alavesa se conservan lagunas o complejos lagunares, pero apenas existen encharcamientos entre estos grandes oasis de vida, por lo tanto, la Sociedad de Ciencias Aranzadi en colaboración con la cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa y los ayuntamientos de Samaniego y Navaridas, así como la Antigua Hermandad de los montes de Laguardia, han ideado un proyecto para la creación de una red de charcas en Rioja Alavesa.

En la primera fase que se ha ejecutado entre los años 2017 y 2019 se han construido 13 encharcamientos: los dos primeros en una parcela municipal próxima a la laguna de Navaridas (campaña 2017) y los otros nueve encharcamientos en terreno público de la Zona de Especial Conservación Sierras Meridionales de Araba (ES2110018) a finales del año 2018, cuatro de ellos en Laguardia y otros cinco en Samaniego. Finalmente este fin de semana, con ayuda de voluntarios, se han construido dos nuevas charcas en una parcela municipal de Navaridas. El proyecto se extenderá a nuevas zonas a lo largo de los próximos dos años, con actuaciones previstas en Navaridas y Leza.

Las actuaciones favorecen sobre todo a los organismos acuáticos (anfibios, libélulas y caballitos del diablo), pero a su vez atraen a un número importante de organismos. Aves, reptiles y mamíferos encuentran en estos enclaves su alimento, y un enclave donde poder beber agua para pasar el duro estío. Diversificar el número y tipología de humedales, y reducir la distancia entre encharcamientos es primordial porque hablamos de organismos que tienen una movilidad muy reducida. Ampliar la red de charcas a otros municipios de Rioja Alavesa es vital para conservar la biodiversidad local, al tiempo que se marcan nuevos hitos en el mapa donde poder disfrutar de la naturaleza y fomentar el turismo verde.


BIOZIK: charlas, talleres y salidas de campo para conocer la diversidad biológica de Rioja AlavesaLa fase inicial del proyecto se ha completado en lo que respecta a la gestión del hábitat. Durante el segundo trimestre del año 2019 el esfuerzo se centrará en la difusión de la biodiversidad de Rioja Alavesa con un ciclo de conferencias denominado BIOZIK cuyo formato incluye charla para adultos y talleres para niños y niñas de forma simultánea y una salida de campo posterior guiada por el ponente. Este ciclo de conferencias no se circunscribe a los municipios que han apoyado la fase inicial de proyecto, se ampliará a otros municipios de Rioja Alavesa. El primer evento del BIOZIK se efectuará este sábado día 6 de abril en el centro socio-cultural de Samaniego. Alberto Gosá impartirá la charla “Anfibios y reptiles de Rioja Alavesa: situación y conservación” y al mismo tiempo Gabriel García de Marcos impartirá un taller familiar “Culebras y víboras: víctimas de su mala fama”. A continuación se realizará una visita guiada para conocer las nuevas charcas de Samaniego.

 

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net