C/2021 A1 Leonard

30/11/2021

Un cometa es un cuerpo celeste constituido por hielo, polvo y rocas que orbita alrededor del Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas.

El 3 de enero de 2021, se descubrió un cometa desde Arizona, EEUU en la constelación de Canes Venatici y y brillo de magnitud 19 (brillo de un cuerpo celeste visto desde la Tierra). Este cometa recibió la denominación C/2021 A1 (Leonard). Las observaciones permitieron calcular una órbita bastante precisa con la que supimos que su anterior aproximación al interior del Sistema Solar fue hace unos 80.000 años, es decir, en el paleolítico medio. Los habitantes de Lezetxiki pudieron observar este cometa mucho mejor que hoy en día, ya que no existía contaminación lumínica.

Su próximo perihelio (máximo acercamiento al Sol) será próximo 3 de enero de 2022, que pasará a una distancia de 0,62 unidades astronómicas (distancia media entre la Tierra y el Sol, 150.000.000 de km  pasando entre las órbitas de Mercurio y Venus ); pero previamente, el 12 de diciembre, tendrá su máxima aproximación a la Tierra pasando a solo 0,23 UA, 91 veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Y también es destacable su paso por el planeta Venus el día 18 de diciembre a solo 0,0284 UA, solo 4 millones de kilómetros.

A principios de año se pronosticó una curva de luz con un brillo máximo de magnitud 4, fue entonces cuando se predijo que sería visible a simple vista. Posteriores observaciones demostraron que tenía un aumento de brillo inferior al esperado por lo que se descartó que llegase a verse sin prismáticos o telescopio. Durante julio y agosto el cometa dejó de verse ya que visto desde la Tierra se encontraba muy cerca del Sol por lo que no se pudo hacer seguimiento de su evolución. Y fue a partir de septiembre cuando el cometa Leonard fue observable de nuevo y se pudo observar que su cola y su brillo habían aumentado notablemente llegando a magnitud 12. Ahora mismo se prevé que el cometa alcanzará un brillo máximo de magnitud 3, por lo que podremos observarlo a simple vista.

Cuando observarlo:

A finales de noviembre se prevé que el cometa alcance magnitud 6, por lo que podremos verlo con ayuda de unos prismáticos al amanecer mirando hacia el E SE, entre el Arturo y la cabeza de la serpiente. A partir del día 8 se prevé que alcance magnitud 4, siendo observable a simple vista sobre la cabeza de la serpiente, aunque para ello necesitaremos un cielo libre de contaminación lumínica. Será el día 12 con su máxima aproximación a la Tierra cuando alcance magnitud 3 en la constelación de ofiuco, y será visible sobre el horizonte E al amanecer. A partir del día 13 el cometa comenzará a ser visible al anochecer y se moverá muy rápido en dirección SO cruzando la Cola de la Serpiente, El Escudo, Sagitario y Capricornio. A finales de diciembre entrará en la constelación del microscopio y pasando hacia el Pez Austral por lo que dejará de ser visible desde nuestra latitud.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que la actividad del cometa puede ser variable y en su máximo acercamiento al Sol la temperatura del cometa se eleva rápidamente y entran en juego parámetros del cometa que desconocemos como pueden ser la cantidad de hielo, su composición, la cantidad de polvo, etc. Son estos parámetros los que hacen casi imposible pronosticar el comportamiento final de un cometa no periódico ya que podrían producirse fragmentaciones del núcleo, explosiones o incluso detenciones de actividad; haciendo que la previsión de brillo varíe unas magnitudes por arriba o por abajo.

Zientzia elkartea · Society of sciences · Sociedad de ciencias · Société de sciences

Gipuzkoa.net